Tipos de currys en la comida india

¿Te ha pasado? Vas a un restaurante indio y quieres un plato de pollo pero ves un montón de palabras que desconoces. –¿Éste pica mucho? Preguntas al camarero con timidez. Él te mira y sonríe. –¡Muy bueno, muy bueno! -¿Sí, está rico? ¡Pues póngamelo, gracias! No, si, bueno, está, pero te va a arder la […]

Protege la salud y los dientes de tu hijo

Caramelos y chuches han sido siempre el punto débil de los niños y también los culpables de la formación de caries y daños a los dientes.  Por eso, para proteger la salud y los dientes de los más pequeños, siendo imposible prohibirles comer caramelos,  lo más indicado es encontrar aquellos caramelos más apropiados y menos dañinos.

Existen chucherías ecológicas que al ser elaboradas con productos totalmente naturales y en total respeto del ambiente son más indicadas para los niños y para toda la familia.
No queda  más que seleccionar los productos que mejor se adaptan a nuestras exigencias, si tienen que ser productos sin gluten, sin azúcar o sin leche y eso sí optar siempre para que se trate de alimentación ecológica.

Razones para comprar alimentos ecológicos

Los beneficios de la alimentación ecológica es cada vez una alternativa más fuerte a la comida tradicional, a veces no tan saludable como quisiéramos, sobre todo cuando hablamos de los pequeños de la casa.

Por ello hay que tener este tipo de alimentación muy en cuenta, ya que sus beneficios son múltiples.

Están libres de antibióticos y hormonas, ya que los animales de los que proceden dichos alimentos han sido criados y alimentados de forma totalmente natural. Esto es muy importante, sobre todo si tenemos en cuenta la repercusión e importancia que tuvo el mal de las vacas locas, originado por estar alimentadas con carne de otras vacas, lo que podía producir encefalopatía espongiforme bovina, una enfermedad que afectaba también a los humanos.

También hay que tener en cuenta que estos animales, los criados de forma más natural, viven mejor que los de las granjas industriales, en los que los hacinan en corrales. Los criados de forma natural pueden campar a sus anchas, con lo que se estresan menos. Además, las granjas industriales consumen muchísimos más recursos y contaminan más que las granjas ecológicas, que aprovechan mucho mejor los recursos, llegando a consumir un 70% menos de energía que las industriales.

Por todo esto, consumir los productos ecológicos trae más beneficios de los que pensamos, tanto directos como indirectos.

Alimentación ecológica en forma de lasaña

Alimentar a un niño de forma sana, y hacer que coma bien y con gusto, muchas veces no es tarea sencilla. Sobre todo cuando se trata de que nuestro hijo coma verduras, en estos momentos la palabra “imposible” es la única que resuena en nuestros oídos.

Es cierto también que a menudo los padres tenemos muy poca fantasía y no nos paramos a pensar en cómo poder “engañar” a los pequeños para que coman sano.

Una de estas opciones es sin duda la pasta, un alimento perfecto y necesario para el crecimiento de un niño y que acompañado por verduras o salsas naturales logra aportar el perfecto nivel de alimentacion ecologica a los pequeños.

Para que tengáis una referencia, pensad por ejemplo en un plato de lasaña, donde es posible mezclar diferentes tipos de verduras, (berenjenas, calabacines, tomates) carne y queso. Se trata sin duda de una comida apetitosa para los más jovencitos, pero no por ello ausente de propiedades nutricionales.

Además, para que platos de este tipo sean más sanos, hay algunos trucos interesantes. En este caso se trata de hacer la bechamel sin mantequilla. Parece un poco raro pero os puedo asegurar que el resultado final va a ser un éxito total. Y sobre las verduras, no la friáis en aceite antes de ponerlas en la lasaña, sino probad a cocerlas a la plancha cortadas en lonchas.

Ya veréis que vuestro hijo comerá con gran apetito y aprenderá de esta forma a tomar verduras. Y si no queréis cocinar siempre podéis pedir comida vegetariana a domicilio : – )

Fuente foto lasañas vegetales.

Los beneficios de una alimentación ecológica

nuevotiempo.org

Nuestro ritmo de vida actual nos está cambiando los hábitos alimenticios, pero para mal. El estrés, la falta de tiempo para comer y las prisas hacen que olvidemos la alimentación sana y vayamos a lo fácil y rápido, opción que en la mayoría de los casos no es la más saludable.

Pero poco a poco se va implantando la llamada alimentacion ecologica , un tipo de alimentación que con el tiempo va ganando adeptos y que se basa en alimentos elaborados respetando el medioambiente  y con un claro objetivo: mejorar la salud.

La demanda de estos productos es cada vez mayor y más gente empieza a llevar una alimentación ecológica, ya que estos alimentos están libres de residuos y toxinas y aportan muchos beneficios al organismo. Al ser obtenidos de forma natural, su valor nutricional es mucho mayor que los alimentos tradicionales, con bastantes más elementos químicos y añadidos, como los conservantes o colorantes.

Un ejemplo muy claro es la agricultura ecológica, que prefiere el cultivo natural y tradicional a las producciones en masa. Menor cantidad, pero mayor calidad, sabor y beneficios.

Por todo ello, este tipo de alimentación, basada en la naturalidad de los productos, está haciéndose un hueco en el día a día de mucha gente que quiere mejorar su alimentación.

Golosinas ecológicas

El consumo de chocolates y chucherías es algo que preocupa en exceso a las madres. La ingesta de azúcares añadidos, conservantes, concentrados, aditivos, espesantes y demás ingredientes artificiales, que normalmente contienen todos estos productos, nos preocupan y nos conllevan a normalmente negárselos, aguantando la consiguiente pataleta de estos.

Tomar de vez en cuando dulces es sano, y más aún cuando hay tiendas de alimentación ecológica que ofrecen desde chupa chups hasta chocolates, pasando por las temidas chucherías.

En Baby Deli ofrecen una amplia gama de dulces sin gluten para bebes y con ingredientes orgánicos. Así podemos encontrar productos de Sweet botanical que tiene una amplia gama de piruletas, caramelos que no incluyen ningún colorante artificial o chocolates cuyos productos son de cultivo ecológico. Además de suponer todo un regalo para los niños, estos productos mantendrán sana nuestra economía ya que los precios no difieren mucho de los chocolates o golosinas que se venden en cualquier supermercado.