Razones para comprar alimentos ecológicos

Los beneficios de la alimentación ecológica es cada vez una alternativa más fuerte a la comida tradicional, a veces no tan saludable como quisiéramos, sobre todo cuando hablamos de los pequeños de la casa.

Por ello hay que tener este tipo de alimentación muy en cuenta, ya que sus beneficios son múltiples.

Están libres de antibióticos y hormonas, ya que los animales de los que proceden dichos alimentos han sido criados y alimentados de forma totalmente natural. Esto es muy importante, sobre todo si tenemos en cuenta la repercusión e importancia que tuvo el mal de las vacas locas, originado por estar alimentadas con carne de otras vacas, lo que podía producir encefalopatía espongiforme bovina, una enfermedad que afectaba también a los humanos.

También hay que tener en cuenta que estos animales, los criados de forma más natural, viven mejor que los de las granjas industriales, en los que los hacinan en corrales. Los criados de forma natural pueden campar a sus anchas, con lo que se estresan menos. Además, las granjas industriales consumen muchísimos más recursos y contaminan más que las granjas ecológicas, que aprovechan mucho mejor los recursos, llegando a consumir un 70% menos de energía que las industriales.

Por todo esto, consumir los productos ecológicos trae más beneficios de los que pensamos, tanto directos como indirectos.

Productos lácteos para bebes

Actualmente existen una gran cantidad de productos lácteos para bebes en el mercado. Entre los más comunes, nos podemos encontrar con aquellos preparados expresamente pensados para los niños, que tienen intolerancia a la lactosa, y que, por tanto, no pueden tomar leche materna.

Dentro de los alimentos lacteos para bebes se encuentran, por una parte, las leches, que son las más comunes y que se consumen con una mayor frecuencia, pero también cada vez se producen más derivados de la leche, como batidos, papillas, zumos, etcétera, todos ellos con un alto grado de contenido en lactosa.

Por otra parte, debido al aumento del número de niños celíacos en nuestro país, también se ha experimentado un incremento en el número de sustancias que contienen lácteos para bebes celiacos. A algunas personas les preocupa especialmente este aumento inesperado del número de celiacos en general y, en particular, de cómo afecta a los niños. Sin embargo, esto está dejando de ser un problema tan grave como lo era anteriormente, debido a que ya se han creado productos de todo tipo.

La cuestión principal que invita a pensárselo antes de adquirir estos productos es el precio de los mismos, ya que, normalmente, también son alimentos más caros, aunque en este aspecto también es cierto que han bajado los precios debido al aumento en el consumo de este tipo de alimentos.



La importancia de la alimentación sana del niño

saborgourmet.com

Cada año cobra una mayor preocupación la alimentación de los niños. Conviene saber que junto con el sueño, la alimentación infantil es el aspecto más importante a cuidar. En Estados Unidos, desde hace una década se están empezando a concienciar de esto. Antes no había campañas que buscaran concienciar a la gente de que la dieta es algo muy importante y que merece la pena preocuparse por estar bien alimentado.

También, con el fin de concienciar a los pequeños sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y el grave problema que está suponiendo el cambio climático, está creciendo la venta de alimentación ecológica para niños. Esta es una forma de hacerles crecer no sólo en estatura sino también en valores.

Otra cuestión que no conviene olvidar es el número de comidas que se realizan durante el día. A partir de los dos años, el niño debe acostumbrarse a hacer 4 comidas diarias: desayuno, comida, merienda y cena. Además, es muy conveniente que cada una se realice a su hora y que no se acostumbren desde pequeños a comer a deshoras. Sobre todo, porque, cuando esto ocurre, siempre se comen chucherías y otros dulces que no son nada sanos y sólo aumentan los niveles de glucosa en la sangre.

Por último, un hábito muy bueno es comprar cereales al bebé, ya que es una buena manera de enseñarle a comer fibra desde los primeros años de vida, ya que la fibra es algo muy necesario y diurético.

Una buena merienda para los niños

Hola

Hola

A menudo, las madres nos preguntamos cuál es la merienda más saludable que les deberíamos dar a nuestros hijos: si leche, chocolate, algún bollo, etcétera.

La merienda ideal debe contener fundamentalmente tres productos básicos: cereales como el pan y las galletas; productos lácteos como el queso o la leche, y proteínas, fibra y una pieza de fruta.

En el lado opuesto, bien por capricho de los niños bien por descuido de los padres, muchas veces se opta por proporcionar una merienda poco recomendable a los más pequeños, sustituyendo los nutrientes saludables por comidas más “prácticas” como un paquete de galletas, un bollo o unas golosinas y frutos secos, y permitiendo al niño distraerse de la merienda mientras juega al ordenador o ve la televisión.

Leche de cabra para bebés

Leche de cabra para bebés

Alimentar a nuestro bebé con leche de cabra puede ser realmente beneficioso para la salud y desarrollo del niño por su rico contenido en vitaminas, minerales y nutrientes esenciales para el satisfactorio crecimiento del pequeño.

La alternativa de la leche de cabra infantil a la de vaca adquiere aún una mayor importancia cuando se trata de niños que presentan algún tipo de sensibilidad a los nutrientes de la leche de vaca.

Además, otras características interesantes para el consumo de la leche de cabra vienen determinadas por sus nutrientes, indicados para las personas vegetarianas por su nulo contenido en jarabes, glucosa, trigo y levadura.