Las cestas para bebe: un regalo más que conveniente

Las cestas para bebés se están imponiendo dentro del mercado de productos para niños, por sus muchas ventajas comparativas y su máxima conveniencia. Regalar, o regalarse, una cesta para bebés significa comprar un presente que cuente con una gran cantidad de funciones y accesorios, y que es de suma utilidad, sobre todo para padres primerizos, quienes tal vez aún no tengan demasiado en claro qué elementos van a necesitar a diario para la higiene de su bebe. Existe una cesta para bebe adecuada para cada edad, pero todas ellas nos garantizarán practicidad y economía de tiempo y dinero.

Una cesta viene comúnmente presentada en una cajita o bandeja de madera, de suma utilidad una vez que los productos que vienen en ella contenidos se acaben. Es un recuerdo que puede llegar a durar toda la vida. Una cesta para un recién nacido deberá contener una toalla para baño, preferentemente de algodón ecológico, lo que garantizará toda la suavidad que la piel de un recién nacido requiere, a la vez que evitará cualquier tipo de reacción alérgica. Es poquito pero hay que mantenerlo prolijo: un cepillo de pelo para bebe nos permitirá dejar a nuestro bebe presentable, y evitaremos que se formen nudos o se apelmace el pelo en la parte en contacto con la almohada. Las toallitas para bebe son sumamente prácticas al momento de salir de casa, cuando tal vez no contemos con todas las comodidades requeridas para limpiarlo. Llegó la hora del baño: con un termómetro nos aseguraremos de que el agua no esté ni demasiado caliente ni demasiado fría. Un shampú y una esponja serán los elementos ideales para devolverle toda la frescura a la piel de la criatura. Para luego del baño una loción de lavanda otorgará ese olorcito suave y agradable que todos los bebés deben tener.

Otras canastas con mayor cantidad de componentes pueden llegar a incluir un chupete, y un clip, para asegurarnos de no perder este vital elemento. A nadie le gustaría atravesar una noche de llanto sin tener un chupete a mano. También se puede incluir un mordedor, ideal para aliviar las encías durante el proceso de dentición. Mordiendo un elemento suave y frío el bebé puede llegar a encontrar un gran alivio cuando los primeros dientecitos asoman. En definitiva, hay cestas para bebés para todos los gustos y presupuestos, lo importante es encontrar una adecuada para cada etapa del desarrollo infantil.