Alimentación ecológica en forma de lasaña

Alimentar a un niño de forma sana, y hacer que coma bien y con gusto, muchas veces no es tarea sencilla. Sobre todo cuando se trata de que nuestro hijo coma verduras, en estos momentos la palabra “imposible” es la única que resuena en nuestros oídos.

Es cierto también que a menudo los padres tenemos muy poca fantasía y no nos paramos a pensar en cómo poder “engañar” a los pequeños para que coman sano.

Una de estas opciones es sin duda la pasta, un alimento perfecto y necesario para el crecimiento de un niño y que acompañado por verduras o salsas naturales logra aportar el perfecto nivel de alimentacion ecologica a los pequeños.

Para que tengáis una referencia, pensad por ejemplo en un plato de lasaña, donde es posible mezclar diferentes tipos de verduras, (berenjenas, calabacines, tomates) carne y queso. Se trata sin duda de una comida apetitosa para los más jovencitos, pero no por ello ausente de propiedades nutricionales.

Además, para que platos de este tipo sean más sanos, hay algunos trucos interesantes. En este caso se trata de hacer la bechamel sin mantequilla. Parece un poco raro pero os puedo asegurar que el resultado final va a ser un éxito total. Y sobre las verduras, no la friáis en aceite antes de ponerlas en la lasaña, sino probad a cocerlas a la plancha cortadas en lonchas.

Ya veréis que vuestro hijo comerá con gran apetito y aprenderá de esta forma a tomar verduras. Y si no queréis cocinar siempre podéis pedir comida vegetariana a domicilio : – )

Fuente foto lasañas vegetales.